Destacamos

8.000 niños andaluces en aulas prefabricadas

En la provincia continúan, entre otras, las aulas prefabricadas de Infantil en Niebla, instaladas “provisionalmente” por la Junta de Andalucía hace años.

Módulo prefabricado instalado por la Junta de Andalucía en el edificio de Educación Infantil de Niebla.

Módulo prefabricado instalado por la Junta de Andalucía en el edificio de Educación Infantil de Niebla.

La vuelta a las aulas en septiembre no deja de estar exenta de polémica en Andalucía por la falta de planificación e inversión del gobierno autonómico en una de las comunidades autónomas que menos invierte en educación, sobretodo en infraestructuras. Es el caso de las aulas prefabricadas, las cuales son utilizadas en pleno siglo XXI por alumnos para poder cursar sus estudios.

Las cifras de la nefasta política educativa en Andalucía las adelantaba el mes pasado el periódico ‘El mundo’: 8.000 niños en 178 centros educativos de 90 municipios andaluces. Unos datos que enarbolaba la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, quien anunciaba hace unas semanas que la Junta de Andalucía “suprimirá 37 de módulos”, conocidos popularmente como caracolas, olvidándose que la cifra de caracolas apenas descendió el pasado curso. Según los datos facilitados por la propia consejería al grupo parlamentario del PP, la diferencia en el número de módulos prefabricados fue de cuatro, entre los 321 que había en el curso 2014/2015 y los 317 del curso 2015/2016.

De esta forma, las provincias andaluzas más afectadas por las caracolas instaladas por el gobierno Susana Díaz son Huelva, Sevilla, Cádiz, Almería y Córdoba, en contraste con la provincia de Jaén, tradicional feudo socialista, la provincia más beneficiosa ya que ningún alumno jienense estudia en aulas prefabricadas.

En el caso de la provincia de Huelva destacan las aulas prefabricadas instaladas “provisionalmente” hace años en el edificio de Educación Infantil del CEIP San Walabonso de Niebla, uno de los centros educativos más afectados por la política de recortes que la Junta de Andalucía mantiene durante décadas, especialmente por la falta de inversión para unificar los dos centros del colegio público-lo separan dos kilómetros- generando un clima de desigualdad a los más pequeños con el resto de los alumnos de Primaria, que entre otros servicios, disponen de comedor escolar.

En este sentido, el PP ya en abril alertó de las consecuencias de la falta de unificación denunciando que “los niños tengan el comedor a dos kilómetros del centro”, lo que motivó la respuesta de la Delegación Territorial de Educación en Huelva, asegurando, sin dar fecha, que la administración regional “contempla construir un aulario de Infantil junto al del Primaria en el CEIP San Walabonso de Niebla al objeto de evitar los desplazamientos de los menores de Infantil al centro de Primaria para poder acudir al comedor escolar”. De nuevo, un curso más Andalucía y Niebla empezará el curso en caracolas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s